Reseña de Un cononel para Lady Briana

Casi al final de esta entrada aparecen unos recuadros con contenido a modo de spoiler, pero el código no funciona y no podréis leer el contenido oculto. Llevo varias horas revisándolo y reinstalándolo sin éxito. Lo lamento mucho. A ver si encuentro la solución y actualizo esta entrada. Gracias por vuestra paciencia.

Antes de meterme de lleno con la que será mi opinión sobre esta novela, os dejo con los datos básicos sobre ella, así como con la sinopsis, ¿de acuerdo? Creo que es un paso imprescindible antes de ahondar en más detalles.


Cartel-para-sinopsis-min


Cubierta de reseña de Un coronel para Lady Briana
Lady Briana, a pesar de su juventud, sabe que jamás podrá amar a nadie, tanto como ama al coronel Frederick Burns. Por eso le es imposible guardar sus sentimientos y decide declararse antes de que él parta a la guerra contra Napoleón. Cuando el coronel Frederick Burns regresa, pocos saben que no ha podido dejar de pensar en la joven lady Briana, la hermana de su mejor amigo. Por eso, cuando éste le hace llegar una invitación para celebrar una fiesta campestre, está decidido a aceptar. Y más aún si dicha fiesta es para buscarle un marido a lady Briana. Los enredos y malentendidos se sucederán. ¿Serán demasiados los obstáculos para que uno sepa los sentimientos del otro? 
FICHA TÉCNICA: 
  • Tapa blanda: 238 páginas.
  • Editor: Romantic Ediciones CB; 1ª Edición (13 de febrero del 2020).
  • Colección: Soldados valerosos (Volumen I).
  • Idioma: Español.
  • ISBN 10: 8147474641
  • ISBN 13: 978-8147474641

Cartel-para-rese-a-min-1

La verdad es que llegué a este libro por casualidad (he de indicar que yo lo adquirí en la versión Kindle de Amazon), es el formato que más cómodo me resulta últimamente hasta que haga limpieza de estanterías, y a qué negarlo el bolsillo también lo agradece, porque al ritmo que leo a veces... Pues bien, el caso es que me sedujeron la portada y la sinopsis. Eso de los malentendidos me hacía pensar en una novela romántica clásica, pero con ciertos toques de humor. Erré por completo en mis suposiciones. 

Ya desde los créditos (sí soy de esas personas raras que se leen los agradecimientos, epílogos, prólogos, etc) sentí cierta decepción, puesto que en ellos figuraba un error de transcripción en el propio mes de la edición. Y ello me hizo pensar si el editor no había revisado a fondo el texto antes de publicarlo. Ahí mi intuición creo que acertó de pleno. Sin embargo, a pesar de ello seguí con la lectura, la cual he estado a punto de abandonar no pocas veces.

Parece sencillo reseñar un libro, pero no lo es en absoluto, cuando te cuesta encontrar algo favorable que decir sobre él. Y aunque no lo parezca he meditado bastante sobre la conveniencia de publicar esta reseña o no. Finalmente, puesto que estáis leyendo esto, queda claro que ganó el sí.

Sea como sea,  os diré que a mi parecer lo único salvable de esta novela es la propia historia en sí. Muy previsible en algunas escenas, pero que al final de un modo u otro te atrapa, o al menos en mí tuvo ese efecto, quizá por la situación de la pandemia, y que invita más a una lectura liviana y sencilla que a una lectura más compleja. Desde luego, puedo asegurar que el mérito de ello no radica precisamente en el acierto de la voz narrativa, pues incurre muchas veces en fallos de redacción y en la utilización de términos y léxico demasiado actuales para encajar en el marco histórico en que se supone que transcurre la novela (Guerras Napoleónicas).

También es verdad que, sobre todo al principio, consideré que los fallos gramaticales e imprecisiones lingüísticas se debían en realidad a una mala traducción, pero la autora es española, con lo cual hube de descartar esa posibilidad. Otro aspecto que me disgustó igualmente  es el desacierto de muchos de los incisos que hace el narrador omnisciente, cuando hace referencia a los pensamientos de algunos de los personajes. 

Creo que en contadas ocasiones he tenido esa sensación con una novela. De hecho, por más que trato de hacer memoria, no recuerdo haber vivido algo similar jamás. Y sí, he abandonado varias lecturas, sin terminar a lo largo de mi vida, pero siempre porque no acababa de conectar con la historia, no por lo que os he estado explicando hasta ahora.

De todos modos, comprendo que queráis más detalles. Y, por supuesto os los voy a dar. Que a mí me haya decepcionado en tantos aspectos, no quiere decir que a otros les vaya a suceder lo mismo. Sé que mis palabras son duras, y que la opinión es algo totalmente subjetivo, pero os voy a poner ejemplos de lo que refiero en las líneas anteriores, para que así podáis valorar si merece la pena leer o no este primer título de la saga.
Cartel nuevo con mariposas para opinión

 Para haceros una idea de la magnitud de lo que comento os dejo con los siguientes datos: 
  • el término boba aparece un total de treinta y cinco veces en el libro para referirse a Amanda, el alter-ego de Briana (admito que estuve tentada de contarlas, pero esta es una de las ventajas que nos trae le tecnología. Y Kindle lo hizo por mí. Basta con usar la función de búsqueda). Siguiendo con el personaje que menciono, se trata de una mujer muy ambiciosa y manipuladora, que bien podría haber sido descrita como arpía (esta palabra solo figura doce) o de otras muchas maneras. A mí se me ocurren al menos estas: detestable, ominosa, despreciable, desvergonzada, fresca, insaciable, interesada, intrigante, astuta, malvada, maligna, pérfida, execrable, infame, cruel, peligrosa, dañina, desalmada, desleal, conspiradora, inmoral incluso... Y, ¿qué queréis que os diga? El uso insistente de esa expresión para referirse al personaje, no solo me hartó, sino que me cabreó. Estamos hablando de un libro que tiene 238 páginas, por lo que es fácil hacer cálculos de cada cuánto aparece ese calificativo de boba tan ambiguo, y yo diría que hasta pueril, al que aludo.
  • Otra palabra con la que sucede algo similar es retrasado que sale hasta un total de dieciocho. Todos estos insultos no están, bajo mi punto de vista, suficientemente justificados en el contexto en que aparecen. Al menos no siempre. E insisto, en cualquier caso yo hubiera agradecido un esfuerzo por parte de Verónica Mengual de sustituirlos por otros similares o incluso suprimirlos.
separador máquina rosa
Intercalo ahora algunos pasajes o fragmentos (spoilers) con la reflexión que yo hago sobre ellos.

Lamento mucho si no podéis visualizar el contenido oculto tras pinchar en cada recuadro del spoiler. Estoy teniendo problemas con el código y no localizo el fallo. Sigo trabajando en ello. En cuanto dé con la solución actualizaré esta entrada. Gracias de antemano por vuestra paciencia.





Le subieron los cubos de agua y trató de serenarse en el agua calentita. ¿Cómo iba a actuar con él? Recordaría Frederick aquella noche? ¿Haría como si eso no hubiese pasado nunca? ¿Sería conveniente que ella lo hiciese?

Cuanto más avanzaba en la lectura más difusa me resultaba la frontera entre el habla de los personajes y la del narrador/autora. Pero vamos, es tan solo una percepción mía. El diminutivo de calentita me parece desacertado. Y no es el único que aparece en la novela. Y sí, quizá es que soy muy puntillosa 😔😅😅





—Tú eres la única mujer que tiene mi corazón y mis p... Eres la única Angela.

Lo siento, no me parece creíble que un caballero, un duque para más señas, se expresase en estos términos con su esposa, ni en la intimidad. Por mucho que la autora ponga en voz de Samuel un eufemismo, y este no llegue a pronunciar la palabra totalmente, no es complicado deducir a qué alude. Y, por supuesto que en aquella época lanzarían exabruptos o serían soeces en muchas circunstancias, pero sigo pensando que utilizarían otros vocablos diferentes. No el que se entreve en el ejemplo anterior.





Angela no necesitaba ninguna otra invitación para hacer justo lo que ella también se moría de ganas por iniciar. Hacía muchos años que no jugaban en su carruaje... La reconciliación sería total si ambos se abandonaban al placer, el uno del otro. En cuanto llegasen a casa le contaría que en breve tiempo iban a ser uno más en la familia. Imaginaba que él se alegraría porque durante el embarazo, Angela se ponía muy imaginativa y traviesa en los juegos de alcoba. ¿Qué? Eran marido y mujer, todo estaba permitido, al menos debería estarlo...


Esa pregunta:"¿qué?"aparece muchas veces en la novela. Y una vez más, me despista sobre si quien interviene es el personaje o el narrador. Me atrevería a asegurar que resulta una expresión demasiado coloquial como para pertenecer incluso al narrador. Por lo que pienso que se trate más de una muletilla de la propia autora que de otra cosa. Recordemos que autor no es lo mismo que narrador.


Otros motivos por los que no me ha gustado la novela son el dramatismo y pesimismo de los dos grandes protagonistas. Muy forzado y sobre todo exagerado, pues la situación no es del todo tan grave. Y no dejan de autocompadecerse una y otra vez. Ello hizo para mí que los personajes perdiesen credibilidad en más de un momento. Me explico: si un personaje no evoluciona y todo el rato se está quejando de su mala suerte y piensa que mejor estaría muerto, etc... el lector se acaba cansando. Por contra, lo bueno de esto, es que hizo más interesantes a mis ojos otros personajes secundarios.


Otro punto negativo son para mí las insinuaciones de carácter erótico que emplea el narrador y que, insisto una vez más, no considero que encajen verdaderamente en la escena tal y como se exponen, ni mucho menos con el habla de los personajes ni de la época. Os dejo un ejemplo de ello.





Arnold la repasó de arriba abajo. Si en sus pesadas faldas ella era espectacular, en pantalones estaba increíble. Pudo al fin hacerse una idea más fidedigna de lo que ella ocultaba. ¡Menudo par de p...!


Y, no he puesto como ejemplo de cita textual las veces en que aparece la expresión "hasta las cejas", a lo largo del libro.

En el siguiente ejemplo, puede parecer que es el personaje quien interviene, pero en este caso se trata del narrador y nuevamente parece hablar de más. Y no queda claro si es el personaje o el narrador. Insisto en que siempre hablo desde mi propia opinión. Pero son los típicos detalles que te hacen que te salgas de la historia una y mil veces interrumpiendo la lectura.





El tiempo había pasado muy rápido y cierta parte de su anatomía estaba escandalosamente preparada para algo que no debía hacerse. De nuevo su mano iba a tener que aliviarlo en cuanto llegase a su habitación.



separador máquina rosa

Podría poner muchísimos ejemplos más que corroboran lo que os estoy comentando o hablaros del capítulo en que Briana y su familia se trasladan por unos días a la casa de Lemory, uno de los pretendientes de la chica. Pues de verdad que me asombra la torpeza con que actúa la protagonista ante él para tratar de disuadirle y que no la convierta en su esposa. Entiendo que es una estrategia de la muchacha, pero una vez más no falla la idea en sí, sino cómo la desarrolla la autora: ventosidades incluidas, por parte de Briana, para que os hagáis una idea. ¿De verdad es una lectura para adultos?

Por eso me reitero en lo desafortunado del narrador y de cómo se desarrolla la trama. Raya con lo infantil y hasta lo absurdo a veces. Y me temo que no era esa la pretensión de la autora, en absoluto.

En cuanto a la parte romántica, pues no olvidemos que esta novela pertenece a ese género, sorprende y decepciona a partes iguales. Razono esto un poco:


aspecto negativo 1
El primer beso entre Frederick y Briana llega demasiado pronto, y no es hasta el último capítulo cuando vuelven a lograr ese tipo de contacto. Eludo aquí los dos besos que él le da mientras ella duerme una vez ya casados. Sí es verdad que hay cierto acercamiento e intentos de flirteo entre ambos, con más o menos tino a lo largo de todos los capítulos, pero sin besos de por medio o caricias u otras complicidades de ese tipo; pero a eso se reduce todo, junto a diversos malentendidos entre ellos.


Aspecto negativo 2
Eso sí, el narrador, como ya he mencionado, hace varias alusiones de índole sensual a lo largo de toda la novela, sobre todo de otros personajes que no son ni siquiera protagonistas. Por eso me resulta un tanto incomprensible la historia de amor que se quiere transmitir como principal.


Aspecto negativo 3
Además cuando por fin sus destinos convergen se debería haber dado más énfasis a ese primer contacto carnal, por así decirlo, y a todas esas insinuaciones más o menos picantes, pero no es así.

Queda de manifiesto que es un libro que no recomiendo para nada, pero es verdad que me gustaría conocer a fondo vuestra opinión si lo habéis leído. Pues ya se sabe que para gustos los colores.

Sea como sea, termino ya con mi puntuación global. Si os fijáis le he dado un 2 sobre 10 en lugar de 1. Y es porque sigo opinando que la historia tiene potencial, pero bien llevada narrativa y gramaticalmente. Algo que para mí la autora no ha conseguido. Pero en esto no es Mengual la única responsable. Considero que es trabajo del editor revisar los textos que pretende publicar antes de darlos salida, y la corrección ortográfica y gramatical dependen tanto de él como del autor.


PUNTUACIÓN / VALORACIÓN:

Valoraci-n-muy-decepcionante-1


¿Conocíais este título o a la autora? ¿Qué opináis de sus novelas?






Hace años, cuando escribía, casi con la misma rapidez con que llegaba el aire a mis pulmones, te invitaba a que paseases también por este rincón. Pero, por un tiempo, las letras me abandonaron y me refugié en el scrap, la bisutería y el mix-media. Producto de esa etapa nació:
www.fabricadeartesania.com
Afortunadamente, las letras han regresado a mi vida y no pienso renunciar a ellas, si puedo evitarlo.

Seguro que te interesan

12 cazan nubes conmigo

  1. La portada de este libro y la sinopsis habían despertado mi interés pero tras leerte quedo con muchas dudas al respecto, me sorprende lo de las palabras repetidas que comentas, sí soy sincera no me doy cuenta de este tipo de cosas aunque la palabra "calentita" no me gusta nada de nada jeje Interesante reseña porque ahondas en la narrativa que veo que es el fallo más evidente aunque quién sabe nunca descarto nada del género pero ahora me lo pensaré dos veces antes de leer algo y sobre todo porque una de mis últimas lecturas tuvo un momento de violencia machista que me pareció horrible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí fue una total decepción. Y como a ti la cubierta y la sinopsis me atrajeron, pero verme obligada a seguir con una lectura que hacía aguas por todas partes... ¡Ufff! Creo que este es, con diferencia, el peor libro que he leído en mucho tiempo. Y aunque pueda parecer lo contrario me apena haber tenido que hacer una reseña tan desfavorable.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Pues no, no conocía la obra, Rebeca, pero tal y como la presentas creo que tengo más libros para leer y poca vida. Durante la misma también he dejado libros sin acabar de leer por el mismo motivo que tú puntualizas. De igual manera se agradece esta reseña y tu opinión, ya que al ser una gran lectora sabes darla con conocimiento de causa.

    En mi blog te dejé la participación de #FuegoenlasPalabras. No sé si lo has visto en un comentario anterior.

    Mil besitos y feliz finde ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te comprendo. Y yo en tu lugar haría lo mismo: se trata de disfrutar con la lectura no de sufrir o cabrearse con tanto desacierto narrativo y gramatical. Para mí ha sido el peor libro que he leído en mucho tiempo, y aunque puede parecer lo contrario me costó mucho decidirme a publicar esta reseña tan negativa, pero prefiero ser sincera.

      En cuanto a lo de tu participación he leído ya tu poema (me ha encantado, por cierto) y te he dejado un comentario allí. ¡Nos leemos!

      Un besazo y mil gracias.

      Eliminar
  3. ¡Hola Rebeca! Uf, pues por lo que cuentas, el libro no es lo que imaginaba. Qué pena. Muchos besos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Margarita!:

      Me da pena haber sido tan dura con esta reseña, pero es que ha sido con creces el peor libro que he leído en mucho tiempo. Y sintiéndolo mucho, he preferido ser sincera al respecto.

      Un besazo.

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    Veo que no te ha gustado mucho xD. La verdad que es muy complicado hacer reseñas, sobre todo si no has disfrutado del libro. El problema de las expectativas y de las suposiciones es que a veces juegan en tu contra, pero bueno, por lo menos salvas la propia historia. Yo no creo que lo lea después de conocer tu opinión, y eso que tiene una portada bonita, pero siento que opinaré como tú :p.
    Un beso y gracias por la reseña :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte y comentar. Y lamento mucho que los spoilers no funcionen, llevo toda la tarde revisando el código y no localizo el fallo. ¡Me estoy volviendo loca!

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡Hola!

    No he leído nada de la autora, aunque la conozco. Ahora mismo tengo muchísimos pendientes y teniendo en cuenta que no es un género que me apasione y que no te ha terminado de gustar, tardaré en darle una oportunidad.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es complicado decantarse por una lectura cuyo género no nos atrae, si encima las críticas le son desfavorables. Y si además a eso se une la acumulación de títulos pendientes... está claro de qué lado se inclinará la balanza.

      Un abrazo, Roma, y mil gracias por estar aquí.

      Eliminar
  6. ¡Hola guapa!
    A mí me encanta decantarme por la romántica o el thriller como libros de entre libros, como los llaman algunos. Ya sabes, lecturas más ligeras entre otras más densas. Pero a medida que he ido leyendo más romántica (y cualquier cosa, en general) es cierto que vas observando los fallos y que no te conformas con cualquier cosa. Creo que yo sería igual de puntillosa que tú si leyera este libro que por lo que cuentas, dudo que lea porque tus argumentos se asemejan mucho a los que yo tendría en ciertas partes. Es un gran chasco encontrarte algo así y, como dices, peor si tienes que hacer después una reseña. En la entrada del wrap up me llamó la atención, pero descartado completamente.
    Espero que las lecturas que estés teniendo ahora sean mejores y te quiten el mal sabor de ésta.
    ¡Un besazo guapísima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Sara!:

      Entiendo lo que dices de alternar unos géneros de lectura con otros. Y yo, últimamente lo practico mucho, pero creo que hay que leer con cierto criterio. Al menos a mí me parece algo fundamental. Sé que a veces me puedo pasar de quisquillosa, pero es que me cabrea muchísimo que haya libros publicados y a la venta con múltiples faltas de ortografía... Puedo perdonar como lectora un libro en que la trama no esté del todo bien trabajada o los personajes, pero cuando se conjugan personajes protagonistas planos y ortografía descuidada no puedo mirar hacia otro lado. Hay mucha gente ahí fuera que escribe maravillosamente bien y que además sabe transmitir, pero no tiene una oportunidad de darse a conocer en el mundo literario, y ser testigo de algo como lo que he vivido con la lectura de este libro me cabrea tanto como aprendiz de escritora como lectora.

      Al menos veo que tú comprendes también mi punto de vista. Me costó dar el paso de publicar esta entrada. De hecho la tuve dando vueltas varias semanas en los borradores y cambié varias veces su fecha de publicación, pero no me gusta que me consideren lectora pasiva y tonta, y en cierto modo creo que, al menos en este título, la editorial lo consiente.

      En fin, guapa, un abrazo. Voy corriendo a tu blog a leer tu segundo texto erótico.

      Eliminar