Nueva reflexión desde mi Facebook

Lo siento, desvaneros, anoche me dieron las tantas de la madrugada instalando y modificando la actual plantilla del blog, y no preparé ninguna entrada para hoy. 

Quien me conoce un poco, sabe que soy bastante reacia a usar Facebook, aunque pueda parecer lo contrario, pero si os digo la verdad, la mayoría de las veces cuando veis algo mío publicado allí, es porque lo hago a través de los botones de compartir que aparecen en el blog, que para eso están. No porque me haya metido expresamente en Facebook y esté trasteando. ¿Por qué os cuento esto? Porque hoy, es de las pocas veces que lo he hecho a la inversa. 

En mi entorno cercano casi nadie tiene blog, y les da una pereza tremenda meterse a comentar, pero en cambio no les sucede igual con la archiconocida aplicación. Así que valiéndome de eso, he hecho de tripas corazón y he escrito en mi perfil esta reflexión. 

Y no, no os confundáis. Estoy muy animada. Pero me indigna comprobar que en mi entorno próximo una mujer que ronda ya los ochenta años insista en salir a diario a la calle, ya no solo a por el pan o a pequeños recados, sino a darse una vuelta por toooooooooooodo el barrio y uno de los barrios cercanos. Así que, este es mi modo de llevar a cabo mi particular cruzada con toda esa gente terca y egoísta. ¡Y ojo! A mí a terca no hay quien me gane.

En fin, dicho esto, os dejo con mi reflexión. Yo soy la responsable de cada una de las palabras que hago en ella. Y la foto es real. Pertenece a la ventana de mi cocina, tal y como indico en el propio texto. Sé que no es un contenido habitual en este blog, pero seamos sinceros la situación en general, tampoco lo es. 

Espero que sepáis perdonármelo, y sobre todo que vosotros y los vuestros os encontréis bien. Y que si estáis de acuerdo con lo que digo en esos párrafos lo compartáis. Quizá mis palabras logren convencer a alguien.


CARTA A LOS GILIPOLLAS INCAPACES DE PERMANECER EN SUS CASAS

CARTA A LOS GILIPOLLAS INCAPACES DE PERMANECER EN SUS CASAS Querido y egoísta gilipollas: Lo que ves en la imagen no...
Publicada por Rebeca Gonzalo en Lunes, 6 de abril de 2020


Nos leemos. Un abrazo.

Rebeca




Separador-de-secciones-en-Cr-nicas-1


Hace años, cuando escribía, casi con la misma rapidez con que llegaba el aire a mis pulmones, te invitaba a que paseases también por este rincón. Pero, por un tiempo, las letras me abandonaron y me refugié en el scrap, la bisutería y el mix-media. Producto de esa etapa nació: www.fabricadeartesania.com Afortunadamente, las letras han regresado a mi vida y no pienso renunciar a ellas, si puedo evitarlo.

Seguro que te interesan

8 cazan nubes conmigo

  1. ¡Hola!

    De gente egoísta está el mundo lleno, tanto individualismo nos ha llevado a no mirar a los demás y a comportarnos de modo totalmente incívico.

    Esperemos que acabe pronto esta cuarentena y podamos volver a la vida normal.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ojalá sea así como deseas, Judith! Quiero pensar que en algún momento la vida les pondrá en su lugar. Y espero ansiosa ese momento al menos con una de mis tías, que es precisamente la que ha detonado que escribiese esto. Con casi ochenta años y toooooooooooooodo el puñetero día en la calle paseándose por todo el barrio y el de al lado. ¡Es increíble! Todo porque no sabe quedarse en casa y esta se le cae encima.

      En fin, guapa, millones de gracias por tu comentario. Cuídate.

      Eliminar
  2. Hola Rebeca en primer lugar mil gracias por tu visita, y es de ley devolverla así pues aquí me tienes ..Y tengo que decirte que esa carta esta muy escrita y además con sentido de la responsabilidad que en estos momentos hace mucha falta ..Pero como siempre hay alguien que se salta las normas y lo malo es que que con ello nos perjudica a todos si fuera a si mismo mira que haga lo que le de la gana pero cuando esta en juego la vida de todos noo hay alto ..Bueno cielo vamos a despedirnos con buena sintonia y es que parece que vamos en descenso de muertes y eso ya es positivo ..Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es cierto, hay que hacer una lectura positiva en medio de esta pandemia. Y sí totalmente de acuerdo... El egoísmo, me temo que es otro mal endémico en nuestro planeta.

      Millones de gracias por tu visita y comentario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. hola Rebeca
    no soy mucho de facebook la verdad, me manejo mas en instagram o visitando blogs. Por otra parte yo tambien me indigno al ver a esa gente que sigue saliendo. Tengo un señor en el barrio que todos los dias pasea la barra de pan, mientras tengo a mi hi jo de 13 años que se sube por las paredes, aguantando como un jabato en casa. Es lo que hay, y me enfado, pero lo unico que se puede hacer es llamar a la policia.
    Animo en el encierro
    Besotessssssssssss
    #yomequedoencasa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Serena!:

      Lo cierto es que yo sé que esa persona en cuestión sale porque la he visto mientras yo esperaba religiosamente la cola fuera del supermercado, mientras ella se paseaba tan campante a varias manzanas de su casa, y mis padres me han confirmado que más de una vez, mientras ellos siguen sin salir de casa, salvo para lo imprescindible, la han visto desde la ventana pasear por la calle. Esta persona en concreto se trata de una de mis tías de casi ochenta años. Y que asegura que la casa se le cae encima, porque es incapaz de quedarse en ella. En este caso la denuncia no la veo factible, puesto que desde mis ventanas (una es la que se ve en la imagen) no tengo la suerte de ver nada del exterior salvo ese triste patio. Aun así, lo llevo más que dignamente. Y me siento a salvo en casa. Y, yo en tu lugar, desde luego que llamaría a la policía. Es para sacar foto con el móvil... ¡Qué gente!

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. si, de esas mujeres que salen a diario por el pan hay muchas y a mi me molesta enormemente, hay demasiado egoismo hoy en dia.
    me ha encantado este post, he sido de lo mas interesante.
    me ha encantado tu post, no conocía tu blog, ¿te apetece que nos sigamos? ya me dices. saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor de todo es que esta mujer en concreto (por quien escribí esto, en parte), muchas veces ni siquiera compra nada. Sale con una bolsita en la mano para evitar que le digan nada en caso de que la policía le pregunte, pero se recorre el barrio enteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeero de punta a punta. Lo sé porque se trata de una de mis tías y viviendo a muuuuuuuchas manzanas de distancia de mi casa, mientras yo esperaba pacientemente mi turno para poder acceder al supermercado ella pasaba por allí tan tranquila, y luego al hablar con mi madre por teléfono ha tenido la desfachatez varias veces de admitirle lo que te estoy contando de la bolsita. ¡Increíble una irresponsabilidad tan grande en una persona de casi ochenta años!

      Por lo demás, lo hice a modo de desahogo, puesto que bastante le he dicho también a ella.Y que conste que yo en mi casa, me siento mejor que en ningún sitio ante este asunto.

      Un abrazo.

      Eliminar