#OrigiReto 2019: La verdad del primer vistazo

enero 14, 2019

¡Hola, cazadores!:

¿Qué tal estáis? Yo encantada del alma, porque hoy os traigo mi primera participación* en el OrigiReto 2019. Existen dos categorías: microrrelato (entre 200 y 1.000 caracteres, contando los espacios), y relato (entre 200 y 2.019 palabras). Yo esta vez me he decantado por esta segunda alternativa, aunque mi relato se queda lejos de las 1.000 palabras. Además de la extensión que se establece como obligatoria para una u otra categoría, cada escrito ha de contar con 1 ó 2 objetos de una lista facilitada por las organizadoras. Habremos de usar 1 en el caso de los microrrelatos y 2 para los relatos.

La verdad es que son muchos más los aspectos y normas a tener en cuenta, así que no seré yo quien os las cuente. Para eso lo mejor es que os paséis por cualquiera de los dos blogs organizadores. Bien por el de Stiby, bien por el de Katty. De hecho, al principio, el asunto de las bases es lo que más me intimidó, incluso más que el propio esfuerzo de crear un texto que cumpliera con los requisitos de tema, objetos a integrar en él, etc y poder participar cada mes en la convocatoria... De hecho, sigo estando preocupada por ello.

Pero bueno, preferí pensar en lo estimulante que resultaba, así que me lancé a la aventura y me inscribí. Y aquí estoy participando. Prometo que enseguida podréis leer mi propuesta. Pero antes, os dejo el logo de esta edición del 2019.





Y bueno, ¿qué tal?, ¿os apetece leer mi historia? Pues aquí la tenéis.⇩⇩⇩⇩⇩⇩

LA VERDAD DEL PRIMER VISTAZO


A pesar de mi juventud, por aquel entonces me había convertido ya en un auténtico experto, identificando al primer vistazo, cuál era el mal que aquejaba a cada uno de mis pacientes. 

A menudo me bastaba con observar fijamente sus ojos y, sin mediar palabra, extender la consiguiente receta con total acierto. Pero no siempre era tan sencillo asomarse a la verdad de la que me hablaban esos ojos. Y sinceramente, más de una vez quisiera haberme equivocado en mi diagnóstico. Sobre todo si el enfermo grave que me traían era un niño. En aquellas ocasiones ahuyentaba mi congoja releyendo de nuevo su informe médico, en caso de disponer de uno, y pidiendo mil y una valoraciones de otros colegas de profesión. Esfuerzos inútiles ambos, puesto que desde mi primera impresión sabía que el padecimiento del niño resultaba terminal.

Invariablemente en esas situaciones, procuraba tranquilizar a los familiares del pequeño con una teatral sonrisa, y procedía a hacer uso de una jeringuilla, que yo bautizaba como mágica, para que actuase a modo de placebo inicial y calmase también (por unos instantes), el llanto de la criatura. Por supuesto, la jeringa en cuestión no tenía en su interior más que agua con un poco de sal común. Otras veces, en lugar de a la jeringa, recurría a una inofensiva cataplasma o a una infusión. Sé que mi proceder puede parecer absurdo e irresponsable. Sin embargo, esa actitud siempre mitigaba en parte, el pesar de los que acudían a mi consulta. Señal inequívoca de que el hecho de saberse tratados, aunque por medios tan rudimentarios, cumplía perfectamente con su cometido a nivel psicológico.

Sea como sea, puedo prometer que en todos esos años en que ejercí la medicina, nunca concebí que ese don como sanador me estuviese arrebatando poco a poco la vida. Los síntomas, si es que hubo alguno para advertirme sobre ello, llegaron demasiado tarde. Cuando mi cuerpo ya no era más que un liviano sudario que envolvía mis órganos internos.

Y así es como, con poco menos de treinta y cinco años, acabé enterrado en este camposanto de mi amada Toledo. Convertido en apenas un guiñapo. Lo curioso es que esta ciudad —tan religiosa en épocas pasadas, y en la que tanta relevancia tuvo la Santa Inquisición antaño— aún siga creyendo en brujerías. Y que ahora se atreva a hacerlo de forma más o menos abierta.

Menciono esto, porque el lugar donde reposan mis restos —lejos de hacerlo en paz— se ha convertido en una pequeña feria de mentiras; en la que no faltan, por supuesto, los oportunistas que se autoproclaman videntes o médiums, insistiendo en hacer negocio a mi costa, vendiendo —a los más crédulos que les escuchan de manera incondicional—: una supuesta falange de mi mano derecha, un molar o uno de mis cabellos. Es más, no faltan tampoco los que dicen ser descendientes míos. Todo una vulgar patraña que sale de sus bocas con pasmosa indiferencia. En el extremo opuesto se hallarían precisamente, los pobres infelices que caen como borregos en las tretas de esos vendedores de falsas esperanzas. Es decir, quienes se acercan a mi tumba, sobre todo en las noches de luna llena, rogando que regrese de entre los muertos y les brinde las palabras de ánimo que tanto anhelan o que les prescriba algo para su malestar. Hecho que, desde que llegué a este lugar, no ha sucedido jamás, obviamente. Pues no soy en absoluto, un resucitado ni ningún Dios venido a menos. De todos modos, aunque no se haya producido en ningún momento el milagro de mi aparición, resulta asombroso, y conmovedor a la vez, descubrir cómo fe y ocultismo se aúnan todavía en pleno siglo XXI. 

Supongo que el ser humano es en esencia, mucho más complejo de lo que se percibe a simple vista. Y en el fondo es más fácil fabular y creer en lo imposible que prestar oídos a la realidad, en vez de aceptar que la muerte nos acecha a todos, sin excepción, a la vuelta de la esquina.

Licencia de Creative Commons

Firma_nueva_y_moderna_m_s_peque_a
La verdad es que al principio la historia iba a transcurrir en otro lugar muy distinto. Pero en cuanto me puse a escribirla caí en la cuenta de que había leído mal la lista de los objetivos principales. Así que reescribí las pocas líneas que llevaba hasta el momento. Sea como sea espero que os haya gustado mi propuesta, con ella pretendo cumplir con el OBJETIVO 9 de la lista propuesta por las organizadoras: en un cementerio como escenario para un relato. Además he recurrido a estos objetos ocultos para mi historia: la jeringuilla y el informe médico. Así mismo, el total de palabras, prescindiendo del título, es de 672. En unos días, completaré la pegatina y la subiré a mi Twitter, paso imprescindible para avanzar en este reto.

Como siempre que comparto por aquí uno de mis escritos, os dejo bajo estas líneas, este certificado que acredita que acepto críticas constructivas para mejorar mi estilo como escritora. ¿Me ayudaríais en ese sentido?

Diploma-gen-rico-cr-ticas-min

Separador-de-secciones-en-Cr-nicas-1-min

Por supuesto os animo a que leáis a los demás participantes. Seguro que hay relatos formidables. De hecho, os garantizo que es así, porque he tenido la maravillosa oportunidad de leer ya algunos. Así que si os apetece disfrutar de más relatos de los inscritos al reto, podéis hacerlo a través de Twitter buscando el hastag: #OrigiReto2019. De hecho, el que en realidad fue mi primer relato publicado para este reto, y que respecto a éste de hoy, fue el segundo en escribirse, lo podéis ver en mi cuenta de Twitter. Os dejo aquí el enlace directo. Se titula: "¿Simple barro?"

Por mi parte, esto es todo por hoy. Volveré, de nuevo a publicar un nuevo post el jueves día 17. Os espero aquí, entonces.

Nos leemos. Un besazo.
Separador-de-secciones-en-Cr-nicas-1-min
Hace años, cuando escribía, casi con la misma rapidez con que llegaba el aire a mis pulmones, te invitaba a que paseases también por este rincón. Pero, por un tiempo, las letras me abandonaron y me refugié en el scrap, la bisutería y el mix media. Producto de esa etapa nació:
Afortunadamente, las letras han regresado a mi vida y no pienso renunciar a ellas.

Otras nubes interesantes

24 cazan nubes conmigo

  1. Hola Rebeca me ha gustado el relato, el reto suena bien voy a revisar las bases pude que me anime a participar. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ufff! Pues no sé si estás a tiempo, porque creo que ya estaba el cupo de participantes cubierto, pero sería genial que te animases. Me alegra que te haya gustado mi relato.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Hola! A mi eso de los objetivos, las pegatinas y todas esas cosillas, que la verdad, son tantas reglas y condiciones que te lías mucho más de la cuenta >.<

    Y con todo eso, ha sido un gusto leer ese escrito. No pensaba que se iba a tratar de un muerto quién contara el relato y todo lo que hacen con él y su fama después de muerto ¡curioso realmente! Seguro debe querer aparecerse y tirar de las patas a algunos videntes y ocultistas xDDD

    ¡Un abrazo!

    Roxana
    Soñando uno de tus sueños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya sorprendido Roxana. Y sí, verdaderamente cuanto más leo las normas para participar en este reto más me cuesta asimilarlas todas. Es lo que me resulta más complicado. Fuera aparte de que haya temáticas o requisitos con lo que me sienta más o menos cómoda, pero supongo que para eso son los retos ¿no?

      Un abrazo, guapísima. Y gracias por la visita.

      Eliminar
  3. Buen relato que ahonda en la necesidad de creer y en todo el negocio que se monta a su alrededor. Y ello narrado desde el punto de vista del sujeto "milagroso". Me pasa como a Roxana, cuando los retos requieren tantas reglas las musas se espantan, je, je, je... Como sugerencia, que no deja de ser una opinión, quizá he notado que conforme finalizaba el relato el tono tendía más a la explicación u opinión del personaje y desaparecía un tanto lo que es la historia en sí. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, David, por pasarte y comentar. Y si, creo que tienes razón en lo que señalas sobre la historia. Es como si hubiese, en cierto modo, una ruptura entre el resto y el final. Tengo que trabajar esas cosillas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. ¡Hola! Me gusta el giro que le das a la historia, que pase de hablar de su muerte a hablar de su otra vida en el cementerio. Ahora que tiene todo el tiempo del mundo se puede dedicar a conocer más a la gente que cuando estaba vivo. No sé cuántos años tienes, pero describes muy bien, como muy madura, no sé si me explico xD. Bueno, y Toledo me encanta xD
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Gema!:

      ¡Qué alegría tenerte en mi blog conentando! Se agradece lo que señalas en cuanto a mi forma de describir, aunque no creo merecer tal elogio, pero de veras que te lo agradezco. Quizá mis 42 años tengan algo que ver en ello, pero ni siquiera me lo había planteado hasta leer tus palabras.

      Gracias de corazón por visitar mi rincón 2.0. Nos leemos.

      Un abrazo.

      P.D.: sólo he visitado Toledo una vez, hace ya varios años y me entusiasmó. Lo de "incluirla" en mi relato fue algo espontáneo.

      Eliminar
  5. Muy buenas!
    Que no te intimiden las normas que verás que en un par de meses ya las vas a tener dominadas ;)
    Me alegra que el reto te haya motivado a escribir, ¡esperemos que siga muchos meses!

    Sobre tu relato, la verdad es que me ha gustado el tema de las medicinas placebo y el doctor que puede adivinar lo que les ocurre a sus pacientes, me ha parecido muy tierno aunque luego al ver que lo narraba un ¿espíritu? pues ha pasado a ser un poco tétrico también, no te voy a engañar xD.

    Mencionar que siento que pones demasiadas comas, no sabría decirte cuales en concreto sobran, salvo unas que sí estoy segura: las que pones antes y después de un guión de tipo paréntesis. Por ejemplo en esta frase, el guión ya hace la separación, antes y después de ello no se necesita usar comas (lo haces en otro par de ocasiones): "Lo curioso es que esta ciudad, —tan religiosa en épocas pasadas, y en la que tanta relevancia tuvo la Santa Inquisición antaño—,"

    Por último, sobre el reto, si te agobia meter objetos, o llegar a ciertas palabras, puedes limitarte a escribir un relato para el objetivo, el que quieras y de la longitud que quieras. Ganarías algún punto menos pero eso es indiferente si a ti no te importa ¡lo importante es disfrutarlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Stiby!:

      Me alegra que el relato te haya gustado y sorprendido también. Eso es bueno.

      Respecto a lo de las comas: "verdad verdadera" que diría alguno. Soy un auténtico desastre y siempre se me va la mano con ellas. Da igual cuántas veces revise un texto, siempre lo puntuaré mal.

      De verdad, millones de gracias por pasarte y comentar. Me ha hecho una ilusión tremenda.

      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  6. Hola!! Bueno no te preocupes por las normas y objetivos. Recuerda que no es necesario llegar al tope si no quieres, aunque siempre motivamos a completar el reto ^^ el ñrimpr mes quizá lía un poco pero se pilla rapido :P no dudes en preguntar cualquier cosa que no tengas clara.

    El relato, genial. Me gusta como usas la ñrimera persona y lástima que no fuera un personaje femenino, podrías haber completado cosillas para las medallas de logros :P

    Y aún así, me ha parecido ntretenido y bien y escrito. No imaginaba que fuera un espíritu y me encanta como mezclas el tema sanación con algo involuntario y como la gente se aprovecha del tema.

    Animo con los siguientes y espero que lo disfrutes :3

    .KATTY.
    @Musajue

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de gracias por la visita y comentar. La verdad es que lo de las medallas es casi lo que más complicado me resulta, pero tomo buena nota de tu recomendación. A ver si para próximos meses me voy haciendo con la mecánica.

      Un abrazo.

      P.D.: te copio lo de firmar también con el nick de Twitter, ni se me había ocurrido.

      Eliminar
  7. Al leer el relato, recorde un libro que lei hace muchos años atrás y lastimosamente no recuerdo el nombre, pero la niña contaba la historia de su desaparición y su muerte, caso que nunca se llegó a encontrar. Te desconcierta cuando quien habla es aquel que ya no está, debe ser complicado, ponerte en la piel de aquellos que ya no nos acompañan y un olé por eso. Me ha encantado.
    Por cierto soy Chery 😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de tenerte en mi rincón, Chery. Un placer que te haya gustado y desconcertado que el narrador sea alguien muerto.

      Nos leemos. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola Rebeca.
    Se nota que ya tienes ciertas tablas escribiendo. Se nota en el estilo, en el formato del post, en todo. Felicidades.
    Y al igual que otros muchos, entre los que me incluyo, cometemos fallos ortotipográficos que solo conseguiremos mejorar con la práctica.
    Creo que abusas de los rayas y de las comas. Hay algunas frases demasiado largas que necesitan comas, pero yo buscaría usar más puntos.
    Por otro lado, las rayas que pones en los incisos en muchas partes del texto, van pegadas a la última palabra que las precede, no llevan coma delante, tan sólo la llevarían por detrás en el caso de que la frase—excluyendo la parte de inciso—la necesitara. (No es el caso de este ejemplo que de poner).
    El tema me ha encantado, la divagación del protagonista está muy bien trabajada y empatizas con él.
    Como punto negativo le pondría la falta de acción.
    Aún así felicidades y a seguir creciendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de gracias por tus observaciones. Soy malísima puntuando. Por más que me esfuerzo siempre coloco pausas donde no debería hacerlas. Es algo con lo que me peleo desde hace años. Así que te lo agradezco de veras que me lo hagas ver. Tomo nota sobre lo que señalas de las rayas y las comas. A ver si con tus indicaciones, corrijo al menos eso a partir de ahora.

      En cuanto a lo de que el relato no tiene acción. Es cierto, no había caído en ello hasta que lo has comentado.

      Mil gracias de todo corazón por tu sinceridad. Valoro mucho este tipo de observaciones. Siempre ayudan a mejorar.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. No me esperaba para nada el giro de guión a mitad de relato, me parece super original. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de gracias por pasarte y comentar, Spike. Me alegra haberte sorprendido con ese giro.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. ¡Hola!
    Un buen relato, muy bien hilado.

    Estoy algo traumatizada. No se inyecta agua a la gente. El agua o el aire inyectados pueden ser mortales a medio, largo o incluso inmediatamente. En todo caso suero salino.

    Apartado técnico:
    Pone: ...identificando al primer vistazo, cuál era el mal que ... esa coma sobra
    Pone: ...Invariablemente en esas situaciones, procuraba tranquilizar a los familiares del pequeño con una teatral sonrisa, y procedía... La coma antes de la y es optativa, podrías sacarla. La primera coma tendrías que pasarla de donde está a justo detrás del Invariablemente
    POne: ... esa actitud siempre mitigaba en parte, el pesar de los que acudían a mi consulta.... Es coma fuera
    Pone: ...ciudad, —tan religiosa en épocas pasadas, y en la que tanta relevancia tuvo la Santa Inquisición antaño—,... dos cosas. Las comas antes y después de los guiones del inserto can fuera. Por otra parte mi correctora favorita me tiene dicho que, en castellano, es preferente el uso del paréntesis a esos guiones^
    Pone: ... Menciono esto, porque el lugar donde reposan mis restos —lejos de hacerlo en paz—, se ha convertido en una pequeña feria de mentiras, en la que no faltan, por supuesto, los oportunistas que se autoproclaman videntes o médiums, insistiendo en hacer negocio a mi costa, vendiendo —a los más crédulos que les escuchan de manera incondicional—: una supuesta falange de mi mano derecha, un molar o uno de mis cabellos...
    Debería poner: Menciono esto porque el lugar donde reposan mis restos, lejos de hacerlo en paz, se ha convertido en una pequeña feria de mentiras en la que no faltan, por supuesto, los oportunistas que se autoproclaman videntes o médiums insistiendo en hacer negocio a mi costa, vendiendo a los más crédulos que les escuchan de manera incondicional una supuesta falange de mi mano derecha, un molar o uno de mis cabellos.
    Pone: ... Pues no soy en absoluto, un resucitado, ni ningún Dios venido a menos. De todos modos, aunque no se haya producido en ningún momento el milagro de mi aparición, resulta asombroso, y conmovedor a la vez, descubrir cómo.... Las dos primeras comas sobran, igual que las dos últimas.
    Pone:...Supongo que el ser humano es en esencia, mucho más complejo ... Aquí te falta una coma, antes del "en"

    Y creo que eso ya sería todo. Buen trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de gracias por lo de las comas (siempre me traen a mal traer. Las voy a rectificar. A ver si logro acordarme de tus indicaciones para el futuro. Y sí, lo del agua lo sospechaba. De momento, como éste ya lo he presentado para el origireto, voy a esperar hasta febrero y entonces ya lo rectifico.

      Nuevamente, gracias por tu valoración.

      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  11. Hola Rebeca
    Me ha sorprendido mucho tu relato, de que el propio cuenta su historia de lo que hacía como sanador cuando vivía, sobre todo con esa habilidad de saber que le pasaba a cada paciente.
    Y ese giro de averiguar que el narrador que está contando la historia está muerto, me ha parecido muy original.
    Gracias por compartirlo, espero leer más relatos tuyos.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Ivet Sarkis, Me alegra que te haya gustado. La verdad es que he de rectificar algunas cosas bastante importantes en él, pero es un placer que te haya agradado y sorprendido tanto el giro de narrador.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Buenas

    Me gusta mucho el relato, sobre todo el estilo. El lenguaje y la estructura que usas hace que sea un gusto leerlo. La historia quizás no es muy trepidante, pero me gusta el debate al que invita.

    Buen trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Wild Wise!:

      Me alegra que te haya gustado el estilo del relato, el lenguaje y la estructura. Y sí, totalmente de acuerdo, la historia no es demasiado intensa. A ver si en las próximas logro algo más emocionante.

      Un abrazo.

      Eliminar

Éste es un rincón para todo el que quiera acercarse tímidamente a mis sueños y adentrarse en ellos, dando su parecer sobre su magia o lo que tienen de pesadilla.

Tu opinión me importa, así que no dejes de comentar qué te han hecho sentir, por favor. Tus palabras siempre serán bien recibidas. Y, no tengas miedo, no haré un uso indebido de los datos que facilitas al comentar. Por el hecho de estar aquí, ya cuentas con todo mi respeto y agradecimiento, y la LOPD secunda eso.

Puedes obtener más información sobre la Política de Privacidad de mi blog, en el enlace visible de "Aviso legal"que figura en la parte superior de mi sitio. ¡Bienvenido, cazador de nubes!

Separador-divider-de-Cr-nicas-m-s-corto-1