EXTRAÑO CRUCE DE CAMINOS

El sacerdote abandonó sus hábitos y la puta dejó su oficio. El confesionario les había unido para siempre. Eran el complemento perfecto: lo bueno del uno supliría lo malo del otro.

Nota: entrada programada. No quería dejar tan silencioso este blog, durante mis vacaciones.

Seguro que te interesan

6 cazan nubes conmigo

  1. Extraño y muy curioso, cuando menos, jejeje. Divertido imaginarlo o tierno por otro lado, depende de con qué ánimo lo leamos.
    Besos de los tres.

    ResponderEliminar
  2. Qué buena frase para empezar!!!
    Este micro, Sechat, da para un foro de debate. Ya ves, con tan poco, tanto planteamiento reflexivo :)

    Qué es lo malo de uno y lo bueno de otro??? Foro, foro!!!

    Besito

    ResponderEliminar
  3. Mo: Es una mezcla un poco rara sí, como bien señalas. Pretendía que impactase un poco. No sé si lo he logrado. Besotes a los tres.

    ResponderEliminar
  4. Ananda: me agrada que te motive el tema para hacer un debate sobre ello. No lo había pensado al escribirlo. Te dejo el honor de subirlo a los debates de Nuncajamás ji, ji.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  5. ¿Qué más da el camino, si se llega al destino correcto?

    Besos inconfesables.

    ResponderEliminar
  6. Juan Ma: se hace camino al andar. ¿No es eso?

    Besos.

    ResponderEliminar