Celos absurdos




"La montaña repitió  tu nombre infinidad de veces, mientras que yo sólo lo hice una", te recriminé celosa.

Seguro que te interesan

4 cazan nubes conmigo

  1. ¿Absurdos? De eso nada. Seguro que tiene algo con esa fresca de la montaña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, no sé si ha pillado la esencia de lo que quería dar a entender... Quien repetía su nombre era el eco. No quería dejarlo tan a las claras (en el título ni en el texto) y bueno... igual no queda tan claro como yo pretendía. Un besazo Perikiyo.

    ResponderEliminar
  3. Sí quedaba claro :)

    (Pero los celos siempre son absurdos, no sólo cuando son de las montañas).

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Eso es verdad, Juanma. Pero la situación a mi parecer es el culmen de la idiotez y de los celos infundados. Un abrazo.

    ResponderEliminar