Dueña de la noche

Si me columpio en una estrella
espero que no se enfade el río
ni me riña la coqueta luna
por no acudir a mi cita en las aguas
donde cada noche juego
a atraparla y a acariciarla…
                                           mientras ella finge que me besa.
No se  me enfade nadie, por favor
que no se ciegue mi hermosa luna…
pues si a alguien quiero en la noche
es a mi radiante y divina dama
peinándome la cabeza.

Seguro que te interesan

4 cazan nubes conmigo

  1. Es un tanto pueril y eso que pretendía homenajear a Miguel Hernández, pero bueno... es lo que me ha salido. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. puff es de las cosas mas BELLAS que te he leido... en serio, me FASCINO wow, que me has dejado sin aliento!!!!

    ResponderEliminar
  3. Tereza: Eres demasiado generosa sinceramente no vale tanto como tú dices. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. A veces se pretende y luego el resultado, que para nada es lo que se quería, queda bien.
    He ahí la magia de la creación.

    Me parece que si trabajas un poco más los versos y la intención te va a quedar mejor, aunque así está digna también.

    Un abrazo

    ResponderEliminar